domingo, 13 de octubre de 2013

Código deontológico

LA LIBERTAD DE CÁTEDRA EN EL MARCO DEL CÓDIGO ÉTICO


La profesión docente tiene como objeto el máximo desarrollo de las facultades intelectuales, físicas y emocionales del ser humano. Para poder alcanzar tales propósitos, los maestros deben contar con dos elementos imprescindibles: Libertad y ética, de maera que:
  1. Guíen su actividad a través de la ejemplaridad y la responsabilidad social.
  2. Respeten los valores de justicia, democracia y objetividad.
  3. Propicien sentimientos de empatía, autonomía y seguridad a sus educandos.
  4.  Despierten el espíritu crítico para valorar y sopesar la veracidad de los hechos.
  5. Encarnen en su conducta el espíritu de formación permanente.
En este artículo, mencionaremos los compromisos y deberes del docente en relación con los alumnos. Estos son:


1. Contribuir al ejercicio del derecho a la educación por parte del alumnado.

2. Promover la formación integral del alumnado a través de una atención personalizada y una relación de confianza.

3. Tratar justa y equitativamente al alumnado, sin aceptar ni permitir prácticas discriminatorias por ningún motivo.

4. Proporcionar al alumnado un sistema estructurado de conocimientos y habilidades que le permita avanzar en su desarrollo personal.

5. Atender adecuadamente a la diversidad de circunstancias y situaciones personales del alumnado.

6. No adoctrinar al alumnado.

7. Adoptar todas las medidas precisas para salvaguardar la libertad, la dignidad y la seguridad física, psicológica y emocional del alumnado.

8. Atender y encauzar adecuadamente las reclamaciones legítimas del alumnado en el ejercicio de la docencia y de la función tutorial.

9. Guardar el secreto profesional en relación con los datos personales del alumnado de que se disponga en el ejercicio profesional de la docencia.

Respetando estos deberes y compromisos, nos relacionaremos con el alumno sin olvidar, tal y como dijo Arturo Graft (1848-1913) que "el maestro excelente es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender más".
  

El Arte de Formarte: enseñando para vivir; Formando para llegar a ser.

Nos vemos en:

https://www.facebook.com/#!/ElArteDeFormarte

 
PRÓXIMO ARTÍCULO:

LIBERTAD DE CÁTEDRA EN EL MARCO DEL CÓDIGO ÉTICO (II)

(COMPROMISOS Y DEBERES DEL MAESTRO EN RELACIÓN CON LA SOCIEDAD)