sábado, 29 de junio de 2013

HERRAMIENTAS PARA LA ORIENTACIÓN DEL ALUMNO: LA OBSERVACIÓN

HERRAMIENTAS PARA LA ORIENTACIÓN DEL ALUMNO:

Un conjunto de instrumentos útiles para conocer su conducta y ayudarle a ser más feliz.


Fichas de observación, mapa conceptual e "historias-espejo", el juego del deseo y un ejemplo de contrato alumno-tutor.


1ª PARTE: LAS FICHAS DE OBSERVACIÓN

          Como apuntamos en el artículo anterior, titulado "¿Cómo orientar el comportamiento del alumno? la primera fase es la observación. Se trata de dirigir nuestra mirada de forma que podamos examinar atentamente la conducta, pero ¡atentos! no solo la del alumno, sino también la del MAESTRO. Tras recoger los datos, procesaremos la información obtenida, de forma que:

  • Comparemos los elementos y descubramos semejanzas y diferencias. Es posible que la conducta no sea siempre constante y que, por el contrario, se produzca únicamente en determinados momentos, espacios o situaciones.

  • Estudiemos las interacciones entre los elementos y los procesos en los que intervienen. Podría suceder que una determinada situación desencadene el comportamiento que estamos observando.

  • Busquemos el fundamento teórico de los hechos observados. En algunas ocasiones, las conductas son propias de determinados trastornos, recogidos en manuales como el DSM IV.

  • Planifiquemos la actuación, continuando con los pasos propuestos en el modelo de orientación y contando  con la colaboración de toda la comunidad educativa.
          Teniendo en cuenta lo anterior, expondremos TRES EJEMPLOS de FICHAS DE OBSERVACIÓN. Por motivos prácticos, los documentos se encuentran en formato Word, pinchando en los siguientes enlaces:

          
          Aparecen indicadores como: actividad realizada, frecuencia de cambios, materiales, interacciones y comentarios.


  
         Esta otra, recoge tres ámbitos: expresión, comprensión e interacción.


   
        En esta última, los indicadores se engloban en 3 categorías: acciones de cognición, de afecto y equilibrio emocional, y de interacción social.


          Para finalizar, solo queda decir que la observación no es más que un instrumento únicamente útil si nuestro propósito es describir la conducta del sujeto. Sin embargo, si lo que deseamos es conocer realmente a la persona, será necesario complementar esta herramienta con las actuaciones señaladas en el artículo mencionado: hablar con ella; sacar a la luz lo que le ocurre; reforzar su actitud positiva; cuidar nuestra figura-modelo y considerar el medio como un elemento potente para su influencia.

Como decía Antonio Machado...

        
"El ojo que ves
 no es ojo porque tú lo veas; 
es ojo porque te ve"
 (A. Machado)

...que no se nos olvide nunca.





Como siempre te invito a comentar el artículo, a debatirlo y a abrir nuevas vías de debate. Si te ha gustado, no olvides pulsar +1 y difundirlo,
"mis ideas son las vuestras e Internet es de todos"


Nos vemos en:




           
"Educando para vivir, formando para llegar a ser.
Buen camino a todos..."